sábado, 21 de noviembre de 2009

El viatge vertical a Cat Ràdio


El viatge vertical
d'Enrique Vila-Matas a la secció "Lecturàlia" de El matí de Catalunya Ràdio amb Manel Fuentes.

Àudio i resum aquí.




miércoles, 30 de septiembre de 2009




Lee aquí la reseña que dedica el blog Cargada de libros a una de las últimas novedades de nuestra editorial.

domingo, 5 de julio de 2009

Entrevista a Javier en RNE






Escucha aquí la entrevista a javier Menéndez Llamazares en RNE


domingo, 24 de mayo de 2009

Nueva reseña de Trilogía de la culpa



El Blog El placer de la lectura dedica una elogiosa reseña a Trilogía de la culpa de Mario Lacruz.

"Es difícil encontrar un libro tan redondo entre las novedades que la primavera ferial de las editoriales hace aflorar en librerías y mostradores al uso."

Léalo aquí.

Goetz y Meyer en Babelia




jueves, 14 de mayo de 2009

Reseña de Kazbek en El Liberal de Colombia

Juan Carlos Pino Correa escribe un profundo y completo perfil de una obra y de su autor. De Kazbek, pero también de Leonardo Valencia.

"habla de un escritor en plena búsqueda, de un escritor en guerra a muerte con los fantasmas del arraigo y del desarraigo físico y espiritual y que reflexiona tanto sobre el quehacer artístico como sobre su vida en el lado del mundo donde hoy vive, pero también en el mundo que antes habitaba geográficamente y que todavía lo habita en recuerdos, proyectos literarios e incluso en la ausencia de nostalgias."

Lea aquí el artículo completo.



lunes, 4 de mayo de 2009

El sapo es un príncipe. Y viceversa en Revista de Libros



Caperucita Feroz

EL SAPO ES UN PRÍNCIPE. Y VICEVERSA
de José Ovejero (Funambulista, Madrid)



Los cuentos de hadas provocan de manera irresistible su chiste contraparte. Por ejemplo, aquél en que la princesa llega al bosque, descubre un sapo y le pregunta: “¿Eres tú el príncipe encantado al que debo dar un beso?” Y el sapo contesta: “No, ése es mi hermano, conmigo te toca sexo oral”.

En su libro, José Ovejero no se propuso ese proceso de reversión, pero los mecanismos usados se le parecen mucho. Así, en el caso del proverbial genio de la lámpara, donde el propio genio es quien tiene tres deseos que hay que satisfacerle, un hallazgo estupendo y que da lugar a uno de los mejores cuentos de esta gavilla de nueve.

No todos están cortados por el mismo patrón : “El origen del desierto” parece uno de esos artículos que Borges le inventaba a las enciclopedias; otros se dirían sacados de Las mil y una noches a través de los espejos deformantes del callejón del Gato (“El pescador y el pescado interesado”, que en verdad debiera titularse “...y el pez interesado”); el que da título al libro es una magnífica muestra de soltura narrativa por la vía del diálogo; y en fin, los hay como el dizque helvético –homenaje subliminal a la firma Nestlé– de “la lechera”, que despieza el cuento original con la mirada irónica de un contemporáneo, al igual que Somerset Maugham en su cuento “Cosas de la vida” desmontara el mundo de las seguridades burguesas.

Iconoclasta el autor y proteiforme su obra, arguye la contraportada editorial, y a fe mía que es cierto, los he seguido desde su primer libro publicado, una bonísima guía de Bruselas. Luego vinieron novelas, relatos, libros de viaje (¡¡China para hipocondríacos!!), poemas narrativos, teatro. Y ahora estos cuentos de hadas a contrapelo. Loado sea el inquieto afán de Ovejero en un mundo editorial donde suele apostarse a lo malo conocido en vez de a lo bueno por conocer.



por Ricardo Bada (Revista de Libros, marzo)

sábado, 18 de abril de 2009

lunes, 2 de marzo de 2009

Más reseñas de La fórmula preferida del profesor



Desde el blog vida en marte llega esta ferviente recomendación de la obra de Ogawa. Y lo hace brindándonos un fabuloso video de la adaptación cinematográfica del libro.




domingo, 1 de marzo de 2009

Presentación de Kazbek en Madrid



Librería Juan Rulfo y Editorial Funambulista invitan a la presentación de la novela

KAZBEK
de Leonardo Valencia



Los escritores Jorge Eduardo Benavides y Juan Sebastián Cárdenas presentarán el libro junto al autor.

Jueves 12 de marzo, 19h30. LIBRERÍA JUAN RULFO. Fondo de Cultura Económica de España
Fernando El Católico, 86 (Moncloa), Madrid.



“Exquisita novela”, Fernando Castanedo, Babelia

“Uno de los autores que está llamado a darle un nuevo aire a la literatura escrita en castellano. Ya lo hace Vila-Matas, o lo hacía Bolaño. Ahora habré de sumar a esa avanzadilla que, como decía Kafka, escribe entre sombras, a Leonardo Valencia. Anoten bien su nombre y el título de esta prodigiosa novela" Santiago Gil, Canarias al día

“Qué raro es este pequeño libro. Qué grande, al mismo tiempo", Paul Viejo, Público




Hay novelas que son como sinfonías, otras son como coplas, otras son como rock. La fórmula preferida del profesor es un cuarteto de cámara. pseudopodo

Lea aquí el artículo.

viernes, 2 de enero de 2009

Blumenfeld, judío errante, por Javier González-Cotta



He aquí la conclusión a la que llega el judío Isaac Jacob Blumenfeld: “Era inútil resistir, porque siete veces se ha dicho y otras siete veces ha sido comprobado que ser judío es una condena a cadena perpetua sin derecho a apelación”. A las alturas del cuarto libro (hay cinco en este formidable 'El Pentateuco de Isaac'), Blumenfeld ya se ha dado cuenta del problema. Más que ser un pobre judío oriental de Galitzia, por más que las guerras de Europa lo hayan reclutado para servir a distintas patrias, por más que su pito de circunciso le recuerde al orinar su eterna condición; más que todo esto y muchas otras cosas, Blumenfeld, oriundo de Koledetz (cerca de Brogodovich), acaba intuyendo en qué consiste el viejo problemilla de ser judío.

Piensa Blumenfeld que está muy bien esto de ser el pueblo elegido de Dios. Pero visto lo visto, ¿no podría el Hacedor haber elegido a otro? Con tanto pogromo y tanta desdicha, habría que pedirle a Dios que eligija a otro. No importaría nada que lo hiciera incluso a dedo, como hizo con los hijos de Sión. ¿Por qué no probar con los bosquimanos? ¿Y con los turcos selyúcidas?

El humor, como bien demuestra esta epopeya personal, es lo que es y sirve para lo que sirve. No otra cosa es el humor que la edad adulta del dolor. La literatura del Holocausto encuentra aquí otra destilación de la herida a través del humor, de las varias hojmas o anécdotas que muestran la parábola alegre de la sabiduría. El lector se ríe con los chistes de judíos contados por un judío. Pero el humor no es un relajo, no es un receso, no es un entreacto en la tragedia personal y colectiva que se cuenta. Es parte de la propia tragedia.

'El Pentateuco de Isaac' se inscribe en la trilogía sobre el destino de los judíos escrita por el búlgaro de origen sefardí Angel Wagenstein, que se completa con 'Lejos de Toledo' y 'Adiós, Shangai'. Como es habitual en los colofones de sus libros, la editorial Libros del Asteroide agradece al lector que haya escogido uno de sus títulos y, también, recomienda a ser posible su lectura a otros lectores. Los entusiasmos en literatura no son siempre recomendables. Pero de vez en vez, como es sabido, las reglas están para saltárselas alegremente. Así que desde este humilde llamado se recomienda, casi imperativamente, la lectura de 'El Pentateuco de Isaac'. A quien le defraude, habrá de pensar si el fraude está en él mismo y no en la novela.

Recientemente, la literatura del Holocausto en español se ha visto enriquecida con la ironía heladora de 'Goetz y Meyer', de David Albahari, acerca de la matanza de judíos de Belgrado mediante los camiones-cámara de gas. El Pentateuco forma parte de la literatura del Holocausto por cuanto, en el cuarto libro, se narra el “milagroso” azar por el que salvó la vida Jacob Blumenfeld en el campo de Flossenbürg (Alto Palatinado), en plena 'Shoa' del Tercer Reich.

Pero ya antes y después, el lector ha ido sabiendo de las tribulaciones del judío Blumenfeld junto al rabí Samuel Bendavid. Lo hemos visto sirviendo para diferentes ejércitos, al albur de esa travesura fronteriza que durante siglos siempre fue la Galitzia polaca. Lo hemos visto sin pegar un tiro, licenciado como soldado austrohúngaro justo el día en que el Imperio capitula y, de paso, comienza el derrumbe de “ese mundo de ayer” de Stefan Zweig. Luego, sin todavía pegar un solo tiro, como soldado polaco alistado contra los alemanes, pero frenado por los soviéticos merced al pacto de alquiler entre Hitler y Stalin. Luego, como una pobre alma en pena en tierra de nadie. Luego, como prisionero de un campo de trabajo y después en el de aniquilación de Flossenbürg. Luego, como superviviente de la Solución Final y del tifus en un hospital de Salzburgo. Luego, como efímero ganapán haciendo de sastre en Viena. Luego, como prisionero en un 'gulag' del paralelo 70, en Siberia, por causa de un sinsentido que ya, a estas alturas, apenas importa.

Blumenfeld, cuya tragicomedia nos recuerda a la del inolvidable maestro Juan Martínez de Chaves Nogales, acabará aprendiendo que no hay que buscarle sentido al sinsentido. La lección que da la vida es que no hay tal lección. La aurora boreal del paralelo 70 le dará la razón.

El 'Pentateuco de Isaac' de Angel Wagenstein, escrita con soberbia fluidez, es un libro desgarrador por sus tristezas, pero sobre todo por sus alegrías, que son el forro de las tristezas cuando se les da la vuelta. Imprescindible.


Publicado en "Revista Beta" el 15/12/2008

jueves, 1 de enero de 2009

La fórmula preferida del profesor, uno de los libros del año


El Diario de Pozuelo, en una poco reiterativa y nada ortodoxa selección de títulos de 2008, sitúa a La fórmula preferida del profesor como uno de los imprescindibles del año. Sirva el artículo también como recomendación del resto de títulos que la publicación madrileña destaca.