martes, 23 de octubre de 2012

El universo de los libros: ALEHOP - José Antonio Fortuny

ALEHOP - José Antonio Fortuny

Título: Alehop
Autor: Jose Antonio Fortuny
Editorial: Editorial Funambulista
Año: 2012
ISBN: 9788493985554
Nº de páginas: 352

SINOPSIS: Lee la sinopsis de este libro pinchando AQUÍ

Este libro llegó a mí hace un par de meses gracias a su autor, José Antonio Fortuny, quien contactó conmigo para hablarme de su novela y ofrecerme un ejemplar en caso de que estuviese interesada en leerlo. Su sinopsis me llamó la atención principalmente por la mención al circo, desde niña me han gustado y también porque lo calificaban como una comedia negra, que es un género que no había probado hasta ahora, así que sentía cierta curiosidad.
La novela comienza con la llegada de un espectacular circo a un pueblo cualquiera, ya que ni su nombre ni su ubicación son relevantes. Inmediatamente capta la atención e interés de toda la población que llenan cada una de las sesiones para alegría del manager, que ve como sus ganancias se van incrementando.
Al margen de esto, dos ancianos siguen su vida ajenos a la nueva situación que se vive en el pueblo mientras tratan de solucionar lo que en principio es un problema sin importancia pero que requiere ayuda externa para solucionarse. Es así como se verán inmersos en una serie de aventuras encadenadas que se irán entrelazando y complicando poco a poco hasta llegar a unos límites insospechados y un sorprendente final.
Puede que este resumen que os he hecho del argumento no os diga demasiado pero en este caso creo que es mejor enfrentarse a la lectura sin más información para que cada uno vaya experimentando las sensaciones que esta historia provoca a medida que la vas descubriendo. A pesar de estar catalogada como comedia, en mi caso los primeros capítulos me hicieron sentir pena; las historias protagonizadas por ancianos las asocio con personas cercanas de mi entorno y me resultan muy próximas, no puedo evitar que me den muchísima pena, más cuando reflejan situaciones como las que tienen que vivir los protagonistas de Alehop. Pero esto solo es al principio puesto que a medida que avanzamos los sucesos  a los que tiene que hacer frente el anciano son cada vez más extraños, adquiriendo un tono más cómico, aunque con ello no quiero decir que pierdan realidad puesto que todo lo que ocurre en esta novela es fácilmente identificable en nuestra sociedad.
Alehop es una novela original, fresca y muy entretenida que se lee con una facilidad enorme puesto que está escrita de forma aparentemente sencilla y digo aparentemente ya que si hay algo que destaca además de su trama, es la riqueza de vocabulario utilizada por el autor y su prosa cuidada e inteligente. Se ha estructurado en capítulos bastante cortos, algunos incluso de un par de páginas, lo que hace la lectura más dinámica y fluida, utilizando en todos ellos una narración en tercera persona.
Ni el pueblo en el que transcurre la acción ni casi ninguno de los personajes tienen nombre propio, realmente es algo que no importa ya que su función únicamente es desarrollar una función o papel, logrando así que el lector pueda reconocer cada figura en su entorno así como las situaciones por las que han de pasar. La mayoría de los temas que ocupan nuestro día a día encuentran cabida en esta historia y así nos encontramos con servicios sociales insuficientes, políticos que no se toman en serio los problemas de la sociedad, medios de comunicación que obtienen altas cuotas de audiencia gracias a programas que muestran la vida privada de completos desconocidos o reality shows, sectas, falsos milagros o ineficacia de la justicia, todo ello encadenado y dando lugar a una historia coherente a la vez que divertida.
Leer más

lunes, 22 de octubre de 2012

“Alehop” es una delicia, una historia perfecta. Totalmente recomendable (Anika entre libros)

Libros


En un pequeño pueblo sin nombre vive una pareja de ancianos. Ella está postrada en la cama y es su marido quien la atiende y se desvive por ella, pero esta persona es ya muy mayor y, día a día, nota como el esfuerzo de levantar a su esposa va mermando su salud. Decidido, acude al Ayuntamiento en busca de ayuda.

Esta ayuda se volverá un poco absurda ya que, el primer día, recibe la visita de un sudamericano que le auxilia en la tarea de atención a su esposa. Pero el anciano se sorprende al enterarse de que no va a acudir todos los días sino un par a la semana. Un poco enojado, vuelve a acudir al Ayuntamiento a presentar una queja y, entonces empieza a averiguar el por qué de este recorte en servicios: ha llegado un Circo y casi todo el presupuesto va destinado a él

¿Qué hará entonces el anciano?



Alehop” es la primera novela que tengo el gusto de leer del autor mallorquín José Antonio Fortuny. Una novela que encierra no solo una historia entrañable sino, al mismo tiempo, muy crítica con la sociedad actual especialmente pone el dedo en la llaga en el abandono que, muchas veces, sufren las personas más débiles por parte de las administraciones. En este caso, se trata de la mujer del anciano protagonista.

Esta crítica es lo más llamativo de la novela y lo que no solo consigue captar la atención del lector sino provocar su indignación ante este hecho. Una reacción que no es ninguna exageración ya que, por desgracia, son casos que suceden muy a menudo. Tomando como base la dependencia a la que está sometida la anciana, José Antonio Fortuny, hace un guión (muy crítico y duro) a la Ley de Dependencia, al abandono que, muchas veces, las personas más necesitadas sufren por parte de las administraciones públicas. Abandono que, en otros casos, está motivado por el desvío de fondos a otros menesteres, algo que observamos en esta novela: el dinero que puede ser destinado a contratar a una persona que ayude al anciano, es desviado por el Ayuntamiento a un Circo.

Un Circo que, sí, no está mal, pero que emboba a la gente haciendo que no vea más allá. No estoy segura pero yo he interpretado el papel de este Circo como todos esos actos (fútbol sobre todo) que muchas veces proyectan en la tele para desviar un poco la atención de la gente o para hacer que piensen en otra cosa. Una metáfora por tanto, esta del Circo, muy buena.

La verdad es que “Alehop” no es una novela que pasa desapercibida. Nada más empiezas a leerla notas que tiene muchísima miga. José Antonio Fortuny, por otro lado, tiene un estilo narrativo muy ameno. Sus personajes, especialmente el del abuelo, es muy entrañable. Esta persona es un anciano con carácter pero que tiene su puntito cómico, el lector logra empatizar desde el principio con él y llega a tenerle un poco de lástima y admiración. Lástima al ver que es él quien se ocupa día y noche de su esposa, admiración porque en eso se desprende y aprecia todo el amor que se tienen. Sin caer en una cursilería, la historia de amor de ambos ancianos es muy hermosa y es de las que transmiten y enseñan al lector.

Otro punto a destacar, y aquí le he visto un paralelismo con la novela de Antonio Gómez RufoLa más bella historia de amor de Paula Cortázar”, es la crítica que hace a ciertos programas de televisión que viven gracias a las audiencias basadas en el morbo y en la explotación de las personas, de su dolor principalmente, sin importarles ni tener en cuenta ningún tipo de sentimientos o valores éticos. Esta parte, esta crítica es otro de los momentos cumbres de la novela y uno de los aspectos que la hacen aún más buena.
 

Entrevista a José Antonio Fortuny en radio Libertad

Escuchar la entrevista

de tinta en vena: La canción del siciliano. Cristina Amanda Tur (CAT...


La canción del siciliano. Cristina Amanda Tur (CAT)

Llevo tantos meses arrastrando reseñas atrasadas que casi se me ha olvidado el placer de acabar una novela y escribir la opinión a las pocas horas. Pero lo cierto es que hace muy poquito que he leído la ultima línea de esta novela negra que me ha dejado la boca abierta y con ganas de seguir leyendo a la autora y de volver a alternar con Rebelene y todos los miembros del equipo contra el Crimen Organizado en Ibiza.
Nos encontramos ante lo que parece ser la cuarta entrega protagonizada por los mismos policías y la periodista y sin embargo de la lectura no se colige, sabemos que se conocen desde hace tiempo, que mantienen una relación inusual que beneficia a ambos grupos y que la amistad a veces traspasa la fina barrera que la separa del amor con uno de los personajes. 
Rebelene se siente protegida por ellos, sabe que en cualquier momento saldrán en su ayuda. Ellos aprovechan los contactos de la periodista en su beneficio, su condición de mujer temeraria y ella obtiene información de primera mano sobre sucesos que de otra forma le estaría vedada, de esa forma su acceso a exclusivas es más directo sin destrozar la amistad que les une.
La autora
A pesar de que no la conocía de nada, es una mujer con una trayectoria consolidada y firme, muy querida y conocida en la isla de Ibiza donde nació y donde ejerce de periodista y criminóloga.
Es autora de cuatro novelas, El diablo en los detalles, El ángel suicida, A todos los gatos les gusta el rhythm'n'blues y La canción del siciliano, todas ellas protagonizadas por los mismos policías y la periodista.
Además es autora de los ensayos criminológicos Crímenes de Ibiza y Formentera en el s, XX, Crónica de sucesos, Operación Antidroga y Siete mentes perversas.
Sus novelas se han convertido en obras de culto para los lectores de novela negra. Si queréis acercaros a su forma de escribir podéis hacerlo a través de su blog sobre temas criminales que lleva escribiendo desde hace años y que cuenta con muchos seguidores. 
http://territoriocat.wordpress.com
Argumento
Me suelo descolgar al escribir las reseñas con mi propio argumento sin embargo en esta ocasión, como en otras que he considerado que no revienta la novela y además induce a leerla y es fiel a lo que se puede encontrar, prefiero dejaros el que la editorial nos proporciona en la contraportada.
La Mafia puede esperar el momento adecuado,  pero nunca olvida una afrenta ni perdona un crimen. La canción del siciliano comienza con el asesinado de  Mario Sonnino, guardaespaldas de Sacha La Plaggia, especialista en obras de arte... y nieto y sobrino de  capos de la Mafia. En esta novela tenemos una trama de ficción entrelazado con personajes y hechos reales de la historia de la Mafia siciliana, una historia cuyos protagonistas _el equipo contra el Crimen Organizado de Ibiza, comandado por el policía sevillano Ariel, y Rebelene, una periodista local amiga de los policías pero fascinada por il Bel Sacha y con el corazón dividido_ intentaran averiguar hasta que punto la muerte del guardaespaldas de  La Plaggia es una venganza relacionada con el pasado de la famiglia. La investigación y el amor llevará a la periodista a Sicilia; todos deberán enfrentarse a sus  convicciones, educación y sentimientos, sin que ninguno pueda evitar escapar a su naturaleza.
La escritora y criminóloga ibicenca Cristina Amanda Tur (CAT) consigue con esta novela un matizado retrato sicológico de la Mafia y de su intrahistoria equiparable a la de los grandes autores del género como Mario Puzo o Leonardo Sciascia.
A que pinta interesante, pues no lo es menos lo que puedes encontrar entre sus páginas, la tensión, no decae en ningún momento, sin duda altamente recomendable, pero vayamos por partes.
El Funambulista
Sin duda hablamos de una editorial pequeña, que no puede hacer alardes en promoción y que sin embargo mima al lector como pocas. Sus ediciones son pequeñas joyas, me refiero a su tamaño, ideal para llevarlo en el bolso y sacarlo a pasear, cosa que suelen agradecer las lectoras sobre todo, ya que los maxibolsos suelen terminar cargándonos las cervicales.
Pero también me refiero a sus tapas en papel mate con solapas y de gran calidad, en tonos cremas o azules, al menos así son los que tengo el placer de acunar en mi biblioteca particular. Este en concreto si desplegamos las solapas nos ofrece dos instantáneas en blanco y negro de la autora.
El papel de las páginas interiores también es de alta calidad, la letra de un tamaño óptimo teniendo en cuenta el tamaño del libro, con un interlineado aceptable y un sangrado correcto. A mi modo de ver no se puede pedir pedir más y supongo que para los autores debe constituir un pequeño lujo ser publicados por ellos, de momento he leído unos cuantos títulos y no me han decepcionado nunca con las elecciones de publicación.
Ambientación
CAT sitúa esta novela en la isla de Ibiza que conoce como la palma de su mano, y aprovecha este conocimiento para hacer unas criticas veladas y a veces bastante explicitas de los males que la aquejan. Como cualquier enclave turístico con costa, Ibiza se ha visto cementada, con exceso de construcciones tanto de viviendas como de carreteras y puentes que han alterado el paisaje virgen de la isla, que solo se puede admirar en escasos puntos, y la autora no pierde pie para criticarlo bien de mano de Rebelene la periodista local y también de la mano de Giorgio un mafioso que se mueve por la isla de paso y que llega a compararla con Palermo donde los cimientos de los edificios esconden cadáveres.
Como no puede ser de otro modo también critica la corrupción política, poniendo a un político local, situación que espero sea inventada, en una situación un tanto comprometida. Y saca a la luz el escondite que supone para muchos delincuentes extranjeros la costa española. 
Y todo esto de una forma tan bien hilvanada que el paseo por Ibiza es una gozada aunque sea en pos de una investigación por asesinato que tiene pinta de vendetta y que termina complicándose.
Sin embargo este no es el único enclave, aprovechando la condición de siciliano de Sacha La Plaggia y el asesinato de Mario Sonnino, la acción se traslada a Sicilia, de donde es oriundo il Bel Sacha, y aprovecha para hacer un repaso sobre la historia presente y pasada de la Mafia, así como un homenaje a los jueces Falcone y Borsellino, asesinados por la Mafia hace 20 años. De la mano de dos familias los Giuliano y los Di Vincenzo, la autora nos relata la forma de actuar de la Mafia que no perdona, como se pagan las afrentas a los hombres de honor, el ojo por ojo, la venganza. Todo un tratado histórico que queda bien hilvanado y sin calzador a la vez que paseamos por los enclaves más significativos de la isla, aquellos que tienen valor significativo para la Mafia y también los lugares bellos que no son pocos. Personajes reales le dan la mano a personajes de ficción para desarrollar una trama envolvente, atractiva y llena de intriga. Y como todo recorrido a la historia de la Mafia no puede obviar a El Padrino, pelicula a la que se hace mención en varias ocasiones, una de ellas cuando se produce una boda para unir clanes.

Artículo de Ana Vega en La Nueva España sobre "La piscina", de Yoko Ogawa


El arduo camino hacia la conciencia: violencia y pureza

La piscina, la prosa del detalle de Yoko Ogawa

El arduo camino hacia la conciencia: violencia y pureza
ANA VEGA Yoko Ogawa, es una de las escritoras de mayor éxito en Japón, tanto de público como de crítica, su obra ha sido premiada en varias ocasiones, traducida y adaptada al cine. Destaca entre sus influencias la obra de Kenzaburo Oe y Anna Frank, surgiendo de este particular gusto una escritura exquisita, excepcionalmente personal, sutil y demoledora.

La piscina narra la breve pero intensa historia de una adolescente cuyos padres dirigen un orfanato. La joven acude cada día a la piscina para contemplar como el joven Jun se lanza desde el trampolín, deleitándose en la fascinación que su cuerpo y la exactitud de esos músculos que parecen tensarse hasta el infinito le provocan. A través de la pureza de este momento único, la joven alcanza un grado de placer y abandono inauditos que logran limpiar esa parte oscura a la que su naturaleza parece empujarla cada día sin ningún atisbo de culpa o arrepentimiento («Me daba la sensación de que el brillo de las olitas que se reflejaban en el cristal del techo, el olor del agua limpia y, sobre todo, el cuerpo de Jun mojado lavarían mis crueles sentimientos. Aunque fuera por un momento, quería estar limpia como Jun»). Se debate entre estado de pureza máxima que alcanza con dicha contemplación y el éxtasis que le produce la crueldad cotidiana que alcanza maltratando a una de las huérfanas. Un camino hacia la conciencia por tanto.

Ogawa practica lo que podríamos definir como «prosa del detalle», su narración es limpia, exacta, con una fluidez precisa, sin ornamentos ni elementos innecesarios, una narración extraordinariamente dolorosa y justa. Una perfecta y bella arquitectura que puede mostrar un horror rotundo: «Aquel llanto, violento como si se hubiera roto algo dentro de su cuerpo, satisfacía mi `sentimiento de crueldad´. Deseaba fervientemente que llorara más. Ser la única en saborear ese llanto hasta la saciedad, y el hecho de que no hubiera nadie para abrazarla y consolarla, y que además ella fuera un bebé incapaz de expresarse, me hizo sentirme aún mejor». Una burbuja protectora que estalla en mil pedazos por el puro desgaste de su observación constante.

LEER MÁS

viernes, 19 de octubre de 2012

"Muerte en el Café Gijón", en Análisis Digital


El santuario de las letras madrileñas

Nuestra propuesta de hoy, Muerte en el Café Gijón, de Rubén Loza Aguerrebere –Editorial Funambulista- tiene otros protagonistas, pero el propio Café Gijón en sí mismo, no es sólo escenario, sino que tiene un protagonismo relevante en el relato.
El postfacio de Germán Yanke, es breve pero jugoso. Nuestros lectores no deben perderse sus palabras que tienen la peculiaridad de venir de uno de los escritores que habitan el universo del relato.
Si la semana pasada decíamos que Fumiko Enchi narraba una traición, hoy también encontramos un trasfondo traidor en el relato. De ahí que se piense en un suicidio cuando desde el principio nos consta que se trata de un asesinato.
La premisa del libro viene a ser que cuando se comete un crimen sin móvil, es decir, sin conocer a la víctima ni tener ningún motivo para matarla, dicho crimen queda sin resolver. En la novela, desde luego, la solución es totalmente errónea, y por lo tanto, se confirma la hipótesis de partida.
Es curioso cómo un relato tan breve, novela corta claramente, puede contarnos una historia de amor con tanto fundamento, ya que combina la pasión, el pasado y la traición. Elementos todos ellos que harán las delicias de nuestros lectores.
Otra de las gracias del libro es meternos de lleno en ese mundo un poco bohemio, un poco pretencioso, de los escritores e intelectuales que habitan el célebre café.
El protagonista acaba de escribir un libro y sufre afligido las malas críticas que aparecen y el silencio del gran profesor a quien ha entregado el volumen con la intención de conocer su parecer. Esa desazón también lleva a pensar en un suicidio. Más cuando al lado del cadáver aparece el libro con la reseña impresa en la que su obra es puesta en solfa.

LEER MÁS

miércoles, 17 de octubre de 2012

Perdidos en la Atlántida: NOVEDAD: El siglo feliz. Lajos Zilahy. Funambulist...




"Long-seller desde los años 50, uno de los más grandes narradores del XX, maestro de los principales novelistas húngaros de hoy y maestro de ceremonias a la hora de releer la tradición sin ingenuidad y con impagable ironía".
J. Aparicio Maydei-Letras Libres.



La novela.

Nos encontramos en los años posteriores a la Revolución Francesa y el exilio de Napoleón después de la derrota de Leipzig. Las potencias ganadoras restablecen el Ancien Régime en el Congreso de Viena y empieza a palparse una especie de paz ilusoria. En esta época nacen dos gemelos en el seno de la familia Dukay, antigua familia de la nobleza húngara.

Estos dos gemelos encarnarán a lo largo de la novela a cada uno de los dos países que formaban el Imperio Austrohúngaro. El mayor, Glücki, heredero y máximo exponente de los valores de la todopoderosa y conservadora Austria y Dali, segundón, símbolo evidente de la sumisa Hungría.


El autor.




Lajos Zilahy está considerado, junto a Sandor Marai, como la voz literaria de la Hungría del siglo XX. Estudió Derecho en la Universidad de Budapest y participó en la I Guerra Mundial. El éxito de sus obras le permite vivir de la literatura hasta que es obligado a exiliarse  en 1947. Ya en Nueva York escribiría sus mejores obras y recibiría un merecido reconocimiento global. Entre su producción literaria podemos destacar: "Primavera mortífera", "Dos cautivos", "El alma se extingue" y la gran trilogía "Los Dukay", formada por "El siglo feliz", "Crepúsculo cobrizo" y "El ángel del odio".


Valoración.

Con el estilo tan cuidado y primoroso que impone a la obra, es imposible no enamorarse de la obra de este autor. Una historia universal del esplendor, la decadencia y el fin de una historia.
Leer más

"La piscina", de Yoko Ogawa, en el magazine La Caja de Pandora


lunes, 15 de octubre de 2012

"Rehenes", de Stefan Heym, en La Nueva España

Un mecanismo de relojería en la Praga nazi
Rehenes, que ahora se traduce por primera vez al castellano, fue editada en 1942 en EE UU y constituyó un éxito tan rotundo que se la recuerda como uno de los mayores best-sellers de la II Guerra Mundial. Su autor, el alemán Helmut Flieg (1913-2001), tuvo una peripecia vital rocambolesca: escapó de Alemania y, bajo el seudónimo de Stefan Heym, se instaló en Praga, de donde también hubo de huir tras la anexión nazi. Su destino fueron los EE UU: allí se hizo un nombre como periodista, vendió a mares Rehenes y Los cruzados (1948), su tercera novela, y acabó teniendo que marcharse de nuevo, empujado esta vez por la «caza de brujas». Su destino fue la RDA, donde desarrolló una brillante carrera intelectual.
Rehenes arranca con la muerte violenta de un oficial alemán y la subsiguiente toma de rehenes por los nazis y se resuelve en una perfecta trama de relojería que permite a Heym plasmar sobre el papel, con igual brillantez, tanto su conocimiento del alma humana como el opresivo ambiente de la Praga ocupada y resistente.

"Alehop" en Libros que hay que leer

Este principio de otoño está siendo la época de los libros especiales. Y es que van, seguiditos, unos cuantos libros no buenos sino buenísimos y que, además, cada uno en su estilo, pueden definirse como especiales. Éste es uno de ellos.
Lo conocí gracias al autor, José Antonio Fortuny, que en su día se puso en contacto conmigo para decirme que acababa de publicar un libro con la editorial Funambulista y que tenía un blog sobre el mismo. Rápidamente entré en él y me gustó mucho lo que ví. Me pareció que “Alehop” era un libro diferente y no me equivoqué. En agosto, gracias a la editorial Funambulista, lo tuve por fin en mis manos y la semana pasada lo leí. Para entonces, ya había leído unas cuantas reseñas elogiosas y he de decir que no exageraban en absoluto: “Alehop” no es sólo un libro que me ha gustado, sino un libro que quedará largo tiempo en mi memoria, por las razones que luego os diré…

José Antonio Fortuny


José Antonio Fortuny nació en Mahón (Menorca) en el año 1972. Fue un niño de carácter alegre, recuerda con cariño jugar con sus amigos en la playa o en el patio de su abuela. Su vida se vio desde muy pronto condicionada por una grave enfermedad neuromuscular (atrofia muscular espinal) que progresivamente ha ido paralizando todo su cuerpo, pero que no le ha privado de su capacidad para comunicar ni de una de visión especial de la existencia.

La lectura se convirtió en su compañera para tratar de comprender el mundo, en un arma para enfrentarse a la soledad. Escribe a diario como un ejercicio para mantenerse mentalmente en forma.




Sus reflexiones, su odisea vital, quedarían reflejadas en su primer libro que causaría impacto y tendría una buena acogida: "Diálogos con Áxel" (La Tempestad, 2003), y que llegaría a ser publicado por Círculo de Lectores en el año 2006. Amante de los retos, se dispuso entonces a escribir este libro, en el que ha estado inmerso durante los últimos cinco años.

Le apasiona ver el mar, disfrutar de una buena conversación, pringarse con un helado de chocolate.


"A mí el lector me aporta una motivación para seguir viviendo; yo en cambio procuro hacerle pasar un buen rato y, si es posible, que esboce una sonrisa. Me parece un trato justo".




Argumento


Nos encontramos en un pueblo. No sabemos su nombre ni dónde se encuentra situado; poca importa porque lo que importa no es dónde ocurre sino lo que ocurre: y es que lo que ocurre en ese pueblo podría ocurrir en cualquier población española, o en ninguna quién sabe.

Un vanguardista circo llega al pueblo. Su espectáculo es diferente, original, lo nunca visto. El circo estaba de paso, no debería haberse quedado allí pero, curiosamente, el alcalde y el jefe de la oposición, en continua gresca, se ponen de acuerdo para contratar los servicios del circo y que éste permanezca una temporada entre ellos. La gente acude en tropel al circo y sale encantada de allí. El manager se frota las manos.


Pero hay una pareja de ancianos que vive ajena a las visicitudes del circo. Poco les importa a ellos la función. Lo único que les importa es que necesitan ayuda. La anciana se encuentra enferma y no puede levantarse de la cama por sus propios medios. Hasta entonces, el anciano se las había arreglado para manejarla pero, tanto esforzarse, le ha causado problemas en la espalda y ya no puede hacerlo. No le queda más remedio que acudir al ayuntamiento a solicitar una ayuda social. Pronto le conceden asistencia: tres días por semana, una persona irá a su casa a levantar a la anciana. Pero, ¿y los demás días?

¿Qué tienen que ver estos dos ancianos y el circo? Pues mucho pero, si queréis averigüarlo, no os va a quedar más remedio que leer el libro porque yo ya no cuento más…


Impresiones

Cada vez tengo más claro que Funambulista es sinónimo a literatura de calidad. Es una editorial que he descubierto este año y que me ha sorprendido mucho por el cuidado con el que escoge sus novelas y las fantásticas ediciones que nos presenta. Me recuerda mucho a Impedimenta. “Alehop” es una digna apuesta de Funambulista. Como siempre, nos presenta una bonita edición, en un tamaño pequeño, casi de bolsillo, con esa portada y contraportada hecha en esa especial cartulina, y, sobre todo, con un perfecto proceso de maquetación y corrección.


Tenía muchas ganas de leer este libro por las favorables reseñas que de él había leído y he de decir que me ha sorprendido lo que en él me he encontrado y que no me ha decepcionado en absoluto; al contrario, me ha gustado mucho más de lo que esperaba (y esperaba bastante)

Me ha sorprendido porque me esperaba más una novela de circo y no es eso exactamente lo que me he encontrado, aunque el circo sea uno de los protagonistas; aunque sí podríamos considerar que es una novela de circo, pero no el circo en su sentido literal, sino el circo de la vida.

LEER MÁS

"Muerte en el café Gijón" en el blog Caminando entre libros

Muerte en el café Gijón, de Rubén Loza Aguerrebere




Argumento
Un hombre cualquiera decide, tras muchas novelas negras leídas, llevar a cabo el asesinato perfecto: aquel que no tiene móvil ninguno. De este modo, un hombre muere en el café Gijón de Madrid y automáticamente todos sus conocidos se culpan de su muerte.
Estructura, ambientación y estilo narrativo
La novela se estructura en 16 partes de no muy larga duración, dedicados a cada uno de los culpables, comenzando y cerrando con el desconocido. Termina con un postfacio de Germán Yanke. Cada una de estas partes lleva un titulo propio orientado a lo que nos va a narrar.
La ambientación va situando la escena en distintos ambientes, desde el mítico Café Gijón de Madrid, pasando por París, Montevideo o en el sur de Francia. Las descripciones de lugares no son muy extensas ya que priman los pensamientos por encima de la estética.
El estilo es variado en función de a que personaje esté dedicado: en ocasiones es una carta, otras narrado en tercera persona o un artículo de periódico. Contiene bastantes diálogos y el ritmo es muy fluido, aunque cuidado en todo momento.
Mi opinión
Quizá una de las cosas que más llamen la atención de esta obra, y lo que me impulsó a leerlo, es su titulo. Todo amante del mundo literario conoce el famosísimo Café Gijón de Madrid (porque en Gijón también tenemos uno, pero no es tan chic ni tiene tantas historias como este).
Allí se celebraron cientos de tertulias literarias y coincidieron grandes hombres de las letras. Al fin y al cabo, es un icono de una época, que por desgracia no volverá a repetirse. En algún lugar he leído hace poco que ha tenido problemas, e incluso estuvo al borde del cierre. Una verdadera lástima.
Y como no podía ser menos uno de los personajes, la víctima, es un escritor de Montevideo. De modo, que parte de la trama se introduce en ese mundo de la creación, la documentación, la edición y la crítica literaria que tanto nos gusta. Lo rodean personales ficticios, pero también algunos reales.
El reciente (ya no tanto) premio Nobel, Mario Vargas Llosa, hace su propia aparición en una de las escenas, y también le acompañan varios personajes del mundillo. El propio Germán Yanke, que escribe el postfacio, se siente orgulloso de ser parte de la trama.
 

"El siglo feliz", de Lajos Zilahy, en el Diari de Tarragona


martes, 2 de octubre de 2012

"Alehop" en Qué Leer


Entrevista en el programa El ojo crítico, de Radio Nacional de España, A José Antonio Fortuny, autor de la novela "Alehop" (Funambulista, 2012)









"Muerte en el Café Gijón" en el blog de la librería Troa

MUERTE EN EL CAFÉ GIJÓN, de Ruben Loza Aguerrebere

Reseña: Un escritor uruguayo que ha publicado un libro titulado “Matar a los muertos” es envenenado en el Café Gijón sin un móvil aparente. Aunque el hecho se presenta como un suicidio, las personas que tenían alguna relación con el fallecido se culpan del asesinato: el periodista que criticó duramente el libro, el amigo que le mostró indiferencia o su hermana a raíz de de una carta que le dirigió, etc. Estos relatos conducen la trama de una novela detectivesca a la inversa: un crimen sin motivo y varios presuntos autores. A lo largo de la historia cuyos escenarios, además de Madrid son la casa de Edmond Rostand, creador de Cyrano de Bergerac en Francia y Montevideo, intervienen en un contexto ficticio personajes reales como Vargas Llosa, Juan Cruz, Plinio Apuleyo Mendoza, Germán Yanque y el propio autor. El final es sorprendente.
Loza construye un argumento original con agilidad, elegancia y nitidez lingüística. La alternancia de modos y recursos narrativos: voces en primera o en tercera persona, entrevistas, cartas, etc., van urdiendo y diversificando una historia coral que amplía el punto de vista psicológico. La referencia al Café Gijón así como la inclusión de escritores se puede considerar como un homenaje del autor a la literatura. Novela breve, técnicamente muy bien escrita y sugerente. El tema induce a la reflexión acerca de las motivaciones que pueden conducir a cometer un crimen. Germán Yanque cierra el libro con un postfacio.
El autor: Ruben Loza Aguerrebere (Minas, Uruguay, 1945), tiene una vasta obra literaria publicada, en la que destacan novelas como La libreríaSolo de violín, el ensayo Los libros ajenos (prologado por Claudio Magris) y los cuentos reunidos en No me dejes en la tierra. Es columnista de libros y opinión de El País de Montevideo. Ha recibido premios en Uruguay, en Argentina (el «Premio Borges») y la Medalla de Artes y Letras de Bilbao. Fue entre 1990 y 1995 Vicepresidente de la Radio y la Televisión del Uruguay. Ha dado conferencias en universidades de Estados Unidos y es integrante de la FIL (Fundación Internacional Libertad), que preside Mario Vargas Llosa.

LEER MÁS

lunes, 1 de octubre de 2012

"Rehenes", de Stefan Heym, en Análisis Digital

Cuando la hermandad se torna en odio

Hoy volvemos a los horrores de la II Guerra Mundial de la mano de un clásico que ha sido llevado a la televisión con éxito y que ahora podemos leer en castellano. Rehenes, de Stefan Heym –Editorial Funambulista- es ya un clásico de la literatura de la ocupación nazi. Posiblemente, inspirador de otros libros que tratan el mismo tema.

Da la casualidad de que el autor es alemán y judío a la vez. Se convirtió así en el primer escritor alemán en obtener el galardón del Premio Jerusalén de Literatura (1993). Vuelve a llamarnos la atención la sensibilidad a la hora de tratar escenas de una dureza extrema.

También, cómo hasta en situaciones límite, como la que viven estos rehenes, puede haber alguien que se dé cuenta de la trascendencia de lo vivido y sea capaz de agarrar un cuaderno y una pluma para dejar testimonio macabro sobre la certeza de la muerte que está a punto de llegarles. Es en estos momentos en los que la dureza del libro se agudiza. A la vez, son las páginas que más pueden llamar la atención de nuestros lectores.

Por otro lado, la convivencia de países vecinos y hermanos, como Chequia y Alemania pasa de la hermandad al odio absoluto de manera más que justificada. Los que antes nos abrazaban hoy calan las bayonetas de sus fusiles para organizar una masacre. El odio se antoja, no sólo natural, sino escaso ante la injusticia flagrante.

Queremos destacar la excelente traducción de Cristina García-Tornel que culmina su excelente trabajo en el postfacio habitual en la editorial Funambulista. Ya saben mis lectores que soy partidario de leer estos trabajos a priori, pero no está de más, de vez en cuando, seguir los criterios de los editores y dejarse llevar por la novela sin ninguna información previa. Así, al leer las conclusiones eruditas, podremos saber si concuerdan o no con las que hemos sacado nosotros mismos.

La gran aportación del libro, más teniendo en cuenta los tiempos que corren, viene de cómo en unas circunstancias absolutamente negativas, y sin duda, mucho peores que las que estamos viviendo ahora, los checos fueron capaces de organizarse y sobreponerse a la ocupación alemana. Recuperamos el lema de nuestro último Premio Nobel, Camilo José Cela, “el que resiste, vence”.

LEER MÁS

Nueva entrevista a José Antonio Fortuny en Lectura obligada

José Antonio Fortuny da el salto a la ficción con una sátira social que pone en evidencia las desigualdades en nuestra sociedad

Tras publicar su primer libro Diálogos con Áxel, en el que narra la evolución psicológica de un niño con una enfermedad degenerativa, cambia de registro con Alehop, una comedia con base real que analiza y denuncia los comportamientos de una sociedad en la que prima el abuso del poder. En ella encontramos también ironía y buen humor, las claves de su éxito.

José Antonio Fortuny Pons nació en Mahón en la isla de Menorca en 1972 (Baleares, España). Es escritor. Padece una enfermedad degenerativa, atrofia muscular espinal, que imposibilita el movimiento de sus extremidades. A partir de un ordenador adaptado redacta lo que él dicta. Su primer libro publicado Diálogos con Áxel, que se encuentra ya por su 3º edición y fue reeditado por Círculo de Lectores. Ahora saca al mercado su nueva novela titulada Alehop de la Editorial Funambulista.

Durante cinco años escribió su novela Alehop, que narra la historia de dos ancianos que no se dejan hipnotizar por el misterioso circo que llega a un pueblo remoto. ¿Cómo surgió la idea de la novela?
La idea surgió de algunas experiencias vividas en carne propia, de cosas que me han contado, de fijarme con atención en algunos sucesos estrambóticos que han sucedido a mi alrededor.
Y, ¿por qué ha elegido dos ancianos para su historia? ¿Tiene algún significado en especial?
Sí, los ancianos representan la fragilidad humana. Son figuras simbólicas que podríamos cambiar perfectamente por otros colectivos minoritarios o marginados.
Todos los escritores que hemos entrevistado confiesan que una parte importante en una novela es la creación de los personajes, sin embargo en Alehop no se da ningún tipo de nombres sobre ellos. ¿A qué es debida esta situación?
Alehop pretende ser una fábula sobre la condición humana, enfocada especialmente sobre el abuso de poder. No hay nombres propios porque lo que quiero dar a entender es que los problemas de determinados personajes no son algo raro o exclusivo suyo, sino que todos, tarde o temprano, vamos a padecer. A todos nos tocará.
Alehop es una sátira social con ironía y buen humor que pone en evidencia grandes desigualdades que sufren ciertas personas. ¿Le ha resultado complicado escribir esta comedia negra?
El humor, bien utilizado, te permite abordar temas delicados sin que la gente salga huyendo y pueda asimilarlos mejor. Lo más difícil para mí fue mantener durante todo el libro el tono de ironía, y también que todos los capítulos estuvieran bien enlazados, de modo que se pudiera leer de un tirón. Creo que lo he conseguido.
Y con respecto al proceso de escritura, ¿cuál es su forma de trabajo cuando se involucra en una novela?
Lo primero de todo es calibrar si la historia puede interesar al lector. El lector me presta su tiempo y atención, y tengo claro que tengo que darle algo interesante a cambio. Suelo hacer un bosquejo de la historia, después la divido en capítulos y poco a poco la voy rellenando. También es importante seguir un horario de trabajo.
¿Cuántas horas dedica durante el día a la escritura? Y, ¿a la lectura?
Pues si estoy bien físicamente escribo unas cinco horas al día. Leo durante una hora o dos. Los domingos hago acto de contrición y no escribo.
La portada de su novela transmite visualmente ciertos puntos de humor y diversión. ¿Ha participado en su creación? ¿Cómo se ha llevado a cabo ese proceso?
No, no he participado, esto es trabajo del ilustrador. Lo que sí hice fue comentarle la idea al editor, que la aceptó encantado. Propuse la idea de un anciano sobre una cuerda floja, porque es una imagen muy descriptiva del argumento del libro. Otra curiosa coincidencia es que la editorial se llame Funambulista. Casualidades del destino…

LEER MÁS

Reseña sobre "La residencia de estudiantes", de Yoko Ogawa, en la revista Punto de libro