lunes, 28 de enero de 2013

Leer es viajar: Alehop- José Antonio Fortuny

Alehop- José Antonio Fortuny




Título: Alehop

Autor: José Antonio Fortuny

José Antonio Fortuny nació en Mahón (Menorca) en el año 1972.
Fue un niño de carácter alegre, recuerda con cariño jugar con sus amigos en la playa o en el patio de su abuela. Su vida se vio desde muy pronto condicionada por una grave enfermedad neuromuscular que progresivamente ha ido paralizando todo su cuerpo, pero que no le ha privado de su capacidad para comunicar ni de una visión especial de la existencia.
La lectura se convirtió en su compañera para tratar de comprender el mundo, en un arma para enfrentarse a la soledad. Escribe a diario como un ejercicio para mantenerse mentalmente en forma. Sus reflexiones, su odisea vital, han quedado reflejadas en su primer libro que causaría impacto y tendría una buena acogida: Diálogos con Áxel (La Tempestad, 2003), y que fue publicado por Círculo de Lectores en 2006.
Amante de los retos, ha escrito ahora esta novela, en la que ha estado inmerso los últimos cinco años. Le apasiona el mar, disfrutar de una buena conversación, pringarse con un helado de chocolate.
 «A mí el lector me aporta una motivación para seguir viviendo; yo en cambio procuro hacerle pasar un buen rato y, si es posible, que esboce una sonrisa. Me parece un trato justo».

Editorial: Funambulista

ISBN: 978-84-939855-5-4

Fecha de publicación: Mayo 2012

Número de páginas: 352

Precio: 19.-

Gracias al autor por el ejemplar


Un misterioso circo llega a un pueblo remoto. Mientras la población se queda hipnotizada por el espectáculo tan vanguardista que se despliega ante ella, una pareja de ancianos trata de solucionar lo que es, a todas luces, un insignificante problema doméstico. Sin pretenderlo, se verán involucrados en una aventura trepidante, en una compleja trama —en la que el circo y su sibilino mánager tendrán su papel— que les llevará hasta límites insospechados.
Alehop es una original comedia negra que, bajo una apariencia de historia desenfadada, hace aflorar con sutil maestría temas universales como el abuso de poder, la confrontación ideológica, la manipulación de las masas…
Tras su libro testimonio, Diálogos con Áxel, José Antonio Fortuny firma ahora una parábola sobre el desamparo de los más vulnerables en una sociedad hedonista y, para mucha gente, directamente hostil.

«El anciano era una persona tranquila. No era ni guapo ni feo, ni alto ni bajo. Era uno de esos seres que, si de repente se marchaba de un grupo, costaba llegar a darse cuenta de su ausencia; y cuyas pisadas, al franquear un umbral doméstico en un día lluvioso, apenas dejaban huella…




Cuando el autor me ofreció la novela no dudé en aceptarla ya que había leído reseñas que la ponían muy muy bien.
Además, no he leído demasiado de la Editorial
Funambulista y ha había leído anteriormente la gran calidad que presentaba en sus obras.Y finalmente me ha gustado tanto como a los demás.

La novela comienza con la llegada de un circo muy especial a un pueblo. Consiguen ser contratados y comienzan a dar espectáculos para la población.
Pero a su vez, una apacible pareja de ancianos inicia una lucha con el ayuntamiento para poder conseguir una ayuda diaria para su mujer, la cual no puede mantenerse por sí misma. Pero al ayuntamiento no le interesa unos ancianos cuando tienen que pagar y disfrutar del circo.
A partir de ahí coincidirán varios sucesos que se irán encadenando a otros, para acabar llevando a los ancianos hasta puntos inimaginables.

Sé que es un poco vaga mi explicación sobre la historia pero es que me parece una novela que es mejor ir descubriéndola poco a poco, a la vez que te va sorprendiendo.
Leer más

jueves, 24 de enero de 2013

Novedad en e-book "La canción del siciliano" de Cristina Amanda Tur (CAT)




La canción del siciliano
Cristina Amanda Tur
Funambulista

Colección: Literadura
Número de páginas de la edición impresa: 328
Precio: 5.00 €
ISBN: 978-84-940293-7-0
La canción del siciliano comienza con el asesinato en la isla de Ibiza de Mario Sonnino, guardaespaldas de Sacha La Plaggia, especialista en obras de arte… y nieto y sobrino de capos de la Mafia. En esta novela tenemos una trama de ficción entrelazada con personajes y hechos reales de la historia de la Mafia siciliana, una historia cuyos protagonistas —el equipo contra el Crimen Organizado de Ibiza, comandado por el policía sevillano Ariel, y Rebelene, una periodista local amiga de los policías pero fascinada por il Bel Sacha y con el corazón dividido— intentarán averiguar hasta qué punto la muerte del guardaespaldas de La Plaggia es una venganza relacionada con el pasado de la famiglia. La investigación (y el amor) llevará a la periodista a Sicilia; y todos deberán enfrentarse a sus convicciones, educación y sentimientos, sin que ninguno pueda evitar escapar a su naturaleza.
http://www.librosinlibro.es/lsl_libro.php?entidad_id=238

La canción del siciliano en las recomendaciones de Cartagena Actualidad

TÍTULO
La canción del siciliano
AUTOR
Cristina Amanda Tur

La Mafia puede esperar el momento adecuado, pero nunca olvida una afrenta ni perdona un crimen. La canción del siciliano comienza con el asesinato en la isla de Ibiza de Mario Sonnino, guardaespaldas de Sacha La Plaggia, especialista en obras de arte… y nieto y sobrino de capos de la Mafia. En esta novela tenemos una trama de ficción entrelazada con personajes y hechos reales de la historia de la Mafia siciliana, una historia cuyos protagonistas —el equipo contra el Crimen Organizado de Ibiza, comandado por el policía sevillano Ariel, y Rebelene, una periodista local amiga de los policías pero fascinada por il Bel Sacha y con el corazón dividido— intentarán averiguar hasta qué punto la muerte del guardaespaldas de La Plaggia es una venganza relacionada con el pasado de lafamiglia. La investigación (y el amor) llevará a la periodista a Sicilia; y todos deberán enfrentarse a sus convicciones, educación y sentimientos, sin que ninguno pueda evitar escapar a su naturaleza.
La escritora y criminóloga ibicenca Cristina Amanda Tur (CAT) consigue en esta novela un matizado retrato psicológico de la Mafia y de su intrahistoria equiparable al de los grandes autores del género, como Mario Puzo o Leonardo Sciascia.
«Mario supo inmediatamente lo que estaba ocurriendo, y supo también que estaba muerto sin remedio y sin extremaunción. Había llegado el momento de encontrarse con su destino y buscó algún santo al que encomendar su espíritu, pero todos parecían encontrarse aún de vacaciones…
Cristina Amanda Tur (CAT) nació en la isla de Ibiza, es periodista y criminóloga en Ibiza, y autora de las novelas El diablo en los detalles, El ángel suicida y A todos los gatos les gusta el rhythm’n’blues, todas ellas historias protagonizadas por los mismos policías y la periodista que, en esta ocasión, se las tienen que ver con la Mafia en La canción del siciliano. Además, es autora de los ensayos criminológicos Crímenes de Ibiza y Formentera en el siglo xx, Crónica de sucesos, Operación Antidroga y Siete mentes perversas.
Sus novelas se han convertido en obras de culto para la comunidad de lectores de novela negra. Lleva desde hace años un blog sobre temas «criminales» que cuenta con muchos seguidores:
El Funambulista
Sin duda hablamos de una editorial pequeña, que no puede hacer alardes en promoción y que sin embargo mima al lector como pocas. Sus ediciones son pequeñas joyas, me refiero a su tamaño, ideal para llevarlo en el bolso y sacarlo a pasear.
Pero también me refiero a sus tapas en papel mate con solapas y de gran calidad, en tonos cremas o azules. Este en concreto si desplegamos las solapas nos ofrece dos instantáneas en blanco y negro de la autora.
El papel de las páginas interiores también es de alta calidad, la letra de un tamaño óptimo teniendo en cuenta el tamaño del libro, con un interlineado aceptable y un sangrado correcto. A mi modo de ver no se puede pedir más y supongo que para los autores debe constituir un pequeño lujo ser publicados por ellos.


lunes, 14 de enero de 2013

La Biblioteca Imaginaria: LA SEÑORITA JULIE. August Strindberg



La señorita Julie fue escrita por Strindberg en el verano de 1888, pero pon cuestiones de censura editorial, determinados pasajes dramáticos fueron borrados de un plumazo por el estupor que causaron. No fue hasta noviembre de ese mismo año cuando salió a la luz.
Sin embargo, la obra no se estrenó hasta un año después en Copenhague, como la función estrella dentro del Teatro Experimental que tenía en marcha el propio autor.
Podríamos decir que La señorita Julie se considera la primera obra de teatro naturalista, a pesar de que es evidente una estructura discursiva expositiva de drama moderno. Como podemos apreciar en la lectura del prólogo de la obra, donde Strindberg nos anuncia su puesta en escena ideal de la pieza, así como diversas observaciones que nos conducen a un metatexto dramático sobre la formación de los espectadores teatrales para un futuro que el él consideraba próximo.
De hecho, en su “prólogo” de la edición del texto original publicada en castellano en 1982, podemos comprender el origen de la historia de Julia, remitiéndonos a una hecho real: “Al recoger este tema de la vida misma, tal como me lo contaron hace unos años, cuando el suceso me impresionó profundamente, pensé que era un buen material para una tragedia” ( 1982, p. 90), lo que nos lleva a acentuar un realismo genético, en tanto en cuanto recurrimos al observador dramaturgo, que establece un tándem ganador vida-teatro.
Una joven noble, educada por su difunta madre para actuar en la vida como un hombre, siente que ha perdido el honor al mantener una relación sexual con su criado durante una fiesta en la casa de su estricto padre.
Ante una brutal muestra de la fuerza del hombre sobre la mujer, por encima de estatus sociales, y con el concepto de lucha de clases presente durante toda la obra, se trata de un alegato sobre la supremacía del ser humano, una reinterpretación de la teoría de la selección natural de Darwin y una delicada acogida de determinadas ideas sobre la manipulación de la psique humana.
Obra básica y fundamental en la historia del teatro, tanto por la revolución dramática y técnica que a continuación se ejemplifican, como por la complicada y lograda manifestación de la decadente sociedad de la época.
En la poética de éste libro quedan patentes los procedimientos y recursos del drama moderno en cada uno de sus niveles: el realismo sensorial, con el uso tanto de un espacio rural como el voluntario uso de escenografía tridimensional, anulación de telones pintados y demás características del efecto de real, que diría Barthes, todo ello perfectamente detallado en las didascalias del texto.
El realismo narrativo, con el perfecto desarrollo de la presentación, el nudo y el desenlace, la elipsis narrativa, sobre todo la relacionada con el desenlace vital de Julie, el cronotopo realista, con la perfecta localización de los encuentros personales que acontecen en la obra, etc. El realismo referencial, con el vínculo abrumador que el autor establece con la sociedad del momento. Del realismo lingüístico podemos distinguir el exquisito uso del lenguaje prosaico que hacen los personajes y del realismo semántico la soberbia tesis protoexpresionista sobre el funcionamiento del mundo social.
Además, no podemos olvidar que Strindberg está, en el momento de escribir La señorita Julie, intentando crear “malestar” dentro del mundo dramático con el fin de poder llevar a cabo ciertos cambios formales y estilísticos, como así lo deja claro en el prólogo al que antes hacía mención: “He elegido para esta obra un caso excepcional, pero instructivo; en dos palabras, una excepción, pero una gran excepción que confirma la regla, lo cual va a molestar a todos los que aman lo banal” ( p.91). Por lo que podemos pensar que esta obra no interesa por lo escabroso de sus argumentos, sino por la fidelidad con la que queda en ella representada el truculento funcionamiento del mundo, del alma humana.

LEER MÁS

Entrevista al autor de Alehop, José Antonio Fortuny (El Dominical, El Periódico de Cataluña, 13 enero 2013)



miércoles, 9 de enero de 2013

Cuéntate la vida: Alehop, de José Antonio Fortuny



Título: Alehop
Autor: José Antonio Fortuny
Editorial: Funambulista
Año de publicación: 2012
Páginas: 350
ISBN: 9788493985554

El pasado 13 de julio recibí un correo electrónico del  escritor menorquín José Antonio Fortuny en el que me presentaba su novela Alehop y me invitaba a leerla y reseñarla en el blog con estas palabras: “Alehop es una sátira sobre la sociedad actual, una denuncia sobre la manipulación de las masas, sobre la indefensión del más débil. Según la escritora Rosa Montero Alehop es una farsa negrísima, angustiosamente divertida, ingeniosa, inteligente y muy actual". 

"Debido a mis circunstancias personales, para mí ha sido todo un reto poder escribir este libro, en el que he invertido los últimos cinco años. No es fácil asumir el reto de escribir una comedia cuando alguien padece una enfermedad degenerativa que poco a poco ha ido paralizando mi cuerpo. Pero a pesar de poder mover solo los dedos de la mano derecha y escribir mediante un programa de voz, lo he conseguido. Aún mantengo mi mente en forma, aún soy capaz de transmitir y hacer sonreír. No, no os asustéis, no he escrito el típico tratado de autoayuda”.

Desgraciadamente, el email lo recibí durante las vacaciones y en una época que para mí fue complicada y sobre todo muy movida a nivel personal y laboral. Entre abril y octubre casi no tuve tiempo para leer ni para reseñar y al final me olvidé de José Antonio Fortuny y de su novela Alehop. Hasta que en noviembre retomé el contacto con el autor por email y por fin a finales de diciembre me llegó a casa un ejemplar de la novela, por lo que desde aquí le doy las gracias a José Antonio.

Este ha sido el primer libro que he leído en este recién estrenado 2013. Lo empecé el 31 de diciembre y lo terminé el 3 de enero. Sus 350 páginas me han durado tan solo tres días, así que ya os podéis imaginar lo mucho que me ha gustado.

El escenario de esta historia es un pequeño pueblo perdido y remoto. La vida de sus habitantes es tranquila y monótona hasta que llega un misterioso circo. Su mánager es un hombre dispuesto a todo con tal de ofrecer un espectáculo llamativo, vanguardista y diferente que logre hipnotizar a todos los habitantes y, cómo no, sacarles el dinero cada día.

Nada más llegar al pueblo el mánager hace muy buenas migas con el alcalde, un hombre también sin escrúpulos que centra todos sus esfuerzos en mantener a raya a la oposición, contentar a los votantes y escalar posiciones en el partido para llegar a ser diputado en la capital.

Pero, ¿qué tienen en común estos dos personajes con los protagonistas de la novela, un matrimonio de ancianos que viven ajenos a la llegada del circo, refugiados en su casa y en su huerto? Los dos disfrutan de una vida apacible, rutinaria y sin sobresaltos hasta que el hombre, debido a sus dolores de espalda, es incapaz de ayudar a su mujer a levantarse y a acostarse.

Esta situación tan cercana, conocida y cotidiana en nuestros días, a simple vista un problema de fácil solución, crece y se complica conforme pasamos las páginas hasta límites que no hubiésemos sido capaces de imaginar.

De la lástima, la compasión, la ternura y el cariño que provocan los dos ancianos, especialmente el marido, en el lector pasamos casi sin darnos cuenta a una trama que lo tiene todo: comedia, novela negra, crítica y, por encima de todo sorpresas, muchas sorpresas. Realmente leer este libro es como asistir a una función del circo, en la que nunca sabemos qué va a ocurrir a continuación.
LEER MÁS

La señorita Julie, de August Strindberg. Blog Caminando entre libros

La señorita Julie, de August Strindberg

La señorita Julie
August Strindberg
ISBN: 978-84-940293-5-6
Formato: Rústica con solapas– 128 Págs
Editorial: Funambulista

Argumento
La señorita Julie narra los sucesos trágicos de la noche de San Juan de 1874, en la que la noble dama intenta saltar las rígidas costumbres sociales y decide pasar a la fiesta de los sirvientes. Allí seduce a Juan, desencadenando una serie de consecuencias dramáticas al ver mancillado su honor por relacionarse con un hombre de clase baja.
Mi opinión
Cuando recibí las novedades de Funambulista, me sorprendí de que editaran teatro ya que en mi corta andadura con ellos no lo se lo había visto nunca. Hacía mucho que no lo leía, seguramente desde el instituto, pero antes yo era muy aficionada y me gustaban mucho los autores nórdicos. Casa de muñecas, de Ibsen, es uno de mis preferidos y lo he releído muchas veces. Ese fue uno de los motivos para que me decidiera.
La obra fue escrita en 1888, así que uno se puede hacer una idea clara de lo que se va a encontrar en lo referente a sociedad y cultura, a pesar de estar ambientado en Suecia. Realmente: nos encontramos con las mismas rígidas costumbres que en el resto de Europa, donde la mujer debe conservar su honor y las clases sociales son casi inamovibles desde la cuna.
A pesar de ser un escrito muy corto en un solo acto, cuenta unicamente con 3 personajes, lo que permite que se desarrolle mucho más en profundidad la psicología de los mismos, ya que es una obra de costumbres, necesidades, culpa y consecuencias. Como escenario tenemos la cocina, donde, como en casi todas las casas, tiene lugar las conversaciones más trascendentales.
La señorita Julie es la que da nombre a la obra, hija única de un conde, muy espontanea y desenfadada. Podríamos decir que está fuera de su tiempo: no encuentra anda extraño en meterse en las fiestas de sus criados, relacionarse con hombres como quien no quiere la cosa y hablar sin tapujos. No en vano, nos confiesa en un punto dado, que su madre la educó como si fuera un hombre.
Jean y Kristin son sirvientes suyos: el es asistente del conde y ella la cocinera. Ella es muy religiosa y sigue las costumbres a rajatabla, mientras que él tiene la esperanza de progresar en la vida y elevarse de clase social. Y para ello está dispuesto a utilizar a quien sea que le ayude a tal fin. Sin embargo, muy dentro de él se encuentra el condicionante de El conde.

El Premio Herralde de Novela (Jordi Bonells) en el blog Desde la ciudad sin cines

El premio Herralde de novela, por Jordi Bonells


Editorial Funambulista. 186 páginas. 1ª edición de 2012.
La primera vez que supe de la existencia de esta novela fue en el espacio correspondiente a los comentarios de una entrada en el blog La medicina de Tongoy. Allí alguien interpelaba a los contertulios habituales: ¿Habéis leído El premio Herralde de novela de Jordi Bonells? Frase que yo interpreté literalmente: en algún momento, alguien llamado Jordi Bonells, presumiblemente en los años 80 o 90, había ganado el premio Herralde de novela y esa persona lo estaba reivindicando; porque la otra hipótesis que vino a mi mente la deseché de inmediato: un tal Jordi Bonells acababa de ganar el premio Herralde de novela y yo aún no me había enterado. No podía ser, el Herralde se falla en noviembre y debíamos de estar en abril. Algo después supe que El premio Herralde de novela era el título de la novela de un escritor llamado Jordi Bonells (Barcelona, 1951), y que no estaba publicada en Anagrama sino en la editorial Funambulista. Uno de esos nombres que tenía en mi lista de editoriales pendientes. Ya les he echado un ojo también a dos autores que tienen en catálogo de Ecuador, país del que no he leído a nadie, y dado mi interés por la literatura hispanoamericana y mi pasión por las colecciones, la completitud y las listas, me gustaría acercarme a alguno de ellos.
Busco información sobre Jordi Bonells y, aunque hasta la publicación de este libro no me sonaba su nombre, me empieza a parecer alguien interesante: finalista del premio Herralde en 1988 con su novela La luna, y por tanto autor publicado en Anagrama (lo que para mí siempre ha sido una credencial), que además en algún momento decide dejar de escribir en español para hacerlo en francés, idioma en el que publica originalmente dos novelas –La segunda desaparición de Majorana y Dios no sale en la foto–; y del que Funambulista ha publicado otra novela titulada Esperando a Beckett, autobiográfica, como acaba resultando ser El premio Herralde de novela.
Ya se nos avisa en El premio Herralde de novela que hay ciertos temas sobre su pasado en los que el autor no va a indagar más, puesto que ya lo hizo en su anterior libro Esperando a Beckett. En la presente novela Bonells se plantea inicialmente recordar a los hijoputas de su vida, que son tres: un profesor del colegio; un abuelo al que apenas conoció, pero cuya huella ha dejado marcada a su madre y a sus tíos; y un alemán para el que trabajaba su padre como chofer (un nazi de verdad). Y este recuento de hijoputas lo entiende como motor –o catalizador– de su vocación literaria: “La pasión por los libros necesita un elemento catalizador para que se transforme en vocación o en decisión de ser escritor. Ese catalizador es, en muchos casos, la hijoputez. Sí, la hijoputez es un motor literario sin par. Si de pequeño un hijoputa se te cuela en tu vida, cagaste. Y si son más de uno (es mi caso) cagaste más. Aunque si luego vas a ser escritor, acertaste. Quizá una cosa vaya con la otra. La escritura está servida” (pág. 25).
Esta excusa narrativa le sirve a Bonells para hablarnos de parte de su familia: quizás los personajes de dos de los tíos maternos, uno marino y el otro atracador de bancos y posteriormente profesional de la lucha libre, sean las construcciones más intensas del relato; y en ellos dos, en los modelos de huida de la hijoputez que ve en ellos, el autor intenta indagar sobre su propia vocación literaria. LEER MÁS

"Albert Nobbs" en el blog Memorias literarias desde el país de octubre

La vida singular de Albert Nobbs de George Moore

Título: La vida singular de Albert Nobbs
Título original: The singular life of Albert Nobbs
Autor: George Moore 
Fecha de publicación: 1918
Editorial: Funambulista
Encuadernación: Tapa blanda con solapas 
Páginas: 142


Sinopsis: Dublín, 1860. Albert Nobbs trabaja como camarero en un hotel. Es un ser solitario, reservado y nunca ha salido con mujeres, parece que solo vive para trabajar. Pero una noche en que el hotel se encuentra completo, debe compartir habitación con un pintor que necesita cobijo por una noche. Albert se muestra muy reticente cuando su jefa le da la noticia, pero no le queda más remedio que acceder. En el transcurso de la noche descubriremos, junto al pintor, el porqué de la resistencia del camarero a dormir con él: en realidad Albert es una mujer. Lejos de denunciarlo, el pintor le guarda el secreto, pero sin duda este encuentro marca un antes y un después en la vida de Albert.

Opinión: Este libro se publicó por primera vez en 1918 y lo cierto es que desconozco la reacción del público, pero imagino que no debió pasar desapercibido. Se trata un tema muy comprometido en esa época, que se consideraba pecado y era hasta delito en, por ejemplo, Reino Unido: la homosexualidad. En La vida singular de Albert Nobbs se habla de los derechos de los homosexuales ante el matrimonio o la adopción, e incluso al final se incluye un postfacio de Gonzalo Gómez Montoro, quien también traduce la obra, que se centra en recalcar ese tema. Pero si queréis que os diga la verdad, no creo que eso sea el eje central de la novela. Se habla de ello, sí, es cierto, pero pienso que hay mucho más y que en realidad esta historia de lo que nos habla es de la soledad en su estado más puro y doloroso. 

Albert Nobbs (nunca se dice su nombre femenino), nació mujer, pero desde muy joven se vio obligada a ocultar su identidad y hacerse pasar por hombre para conseguir un empleo en el que poder ganar un sueldo medianamente razonable. Sabe que, si en algún momento se descubre que es una mujer, no podrá volver a trabajar e incluso podría acabar con sus huesos en la cárcel. Por lo tanto, se esconde dentro de sí misma, se guarda su secreto de forma celosa y ello le ha impedido relacionarse con nadie a lo largo de su vida. Es torpe en la amistad, en el amor... En el libro se habla de los homosexuales, pero Albert no lo es porque su identidad está vacía. Es, como le dice el pintor, un "entremedias". Y eso me parece de una soledad absoluta. Tener que ocultar la propia identidad y renunciar a tantas cosas por ello, vivir una mentira y perder la noción de quién eres realmente, todo para que el día de tu muerte se descubra tu secreto cuando no puedas defenderte ni reclamar tolerancia, privacidad ni comprensión. Es triste, muy triste. 
 

Y la cuestión es que esas cosas ocurren en la vida real. Mientras leía el libro me venía a la cabeza una y otra vez James Barry, que fue un cirujano eminente que sirvió al ejército británico con total entrega, pero llegada su muerte en 1865, se descubrió que en realidad era una mujer. En esos tiempos, la mujer no tenía derecho a ejercer la medicina, así que se cree que Barry se empezó a pasar por hombre llegado el momento de ingresar en la universidad. Y casos como ese seguro que los hay a montones. ¿Os imagináis lo que debió suponer para esas personas? Vivir con la obsesión de ocultar la sexualidad para no ser descubiertos, para poder trabajar o cumplir un sueño. Renunciar a todo absolutamente: al amor, a la vida. ¿Alguna de esas personas sería enteramente feliz ante esa situación? Es por ello que os decía que la historia de Albert Nobbs es una historia sobre la soledad y la renuncia. Es muy triste.

Cartas de amor - Revista Sonograma Magazine - Suplement d'art i pensament

Título: Cartas de amor
Autor: Fernando Pessoa
Traducción: Isabel Lacruz
I.S.B.N.: 978-84-940293-6-3
Editorial: Editorial Funambulista
Suplement-art-pensament-cartas-de-amorTodas as cartas de amor são ridículas decía Pessoa en una poema escrito por su heterónimo Álvaro de Campos en 1935 (el autor de su gran producción poética), el mismo año de su muerte.
Editorial Funambulista acaba de publicar Cartas de amor de Fernando Pessoa, con la traducción y el postfacio de Isabel Lacruz. Este libro recoge las cincuenta cartas que Pessoa escribió a Ophélia Queiroz, una joven y atractiva muchacha de una familia burguesa lisboeta que entró de mecanógrafa en las oficinas de la Baixa Lisboeta donde Pessoa traducía al inglés la correspondencia comercial de dicha empresa.
Lacruz comenta algunos aspectos que cabe resaltar en esta reseña sobre la correspondencia amorosa del autor de Mensagem. En primer lugar, destaca la presencia de neologismos y juegos de palabras. En segundo lugar, cita Lacruz, la relación de Pessoa y Queiroz infantilizarían en tono y lenguaje una relación que no llegó a construirse más allá de las buenas palabras.
Las cartas publicadas contienen, en una primera parte, las que fueron escritas en la etapa que va desde marzo a noviembre de 1920 y, en una segunda parte, desde septiembre de 1929 a enero de 1930.
Se conocieron a finales de 1919; unos meses más tarde, el poeta se declara a su enamorada en una melodramática escena teatral. La relación se rompió después de 10 meses de noviazgo. Seis años más tarde reinician una breve relación que se extingue definitivamente en un tiempo muy breve.
Fernando Pessoa ha ocupado un lugar en la historia literaria por la gran revolución que supuso su narrativa: las voces literarias de los heterónimos, estos personajes que viven sus vidas de forma diferente. LEER MÁS