martes, 29 de abril de 2014

El hombre-pluma, de Flaubert, en Sonograma Magazine

La editorial Funambulista ha publicado una breve selección de cartas que el pensador y artista francés Gustave Flaubert(1821-1880) escribió a su amante, la escritora Louise Colet, entre 1851 y 1854. Las respuestas de la señora Colet a Flaubert fueron destruidas porque, decía la sobrina del escritor, Caroline Franklin-Grout, ofendían su sensibilidad.
Dicen los estudiosos que podemos llegar a conocer la biografía del creador de Madame Bovary a través de la enorme Correspondencia (cerca de tres mil ochocientas cartas) que escribió a lo largo de su vida. Su extenso legado epistolar, que también fue un retrato de la época, permite al lector entrar a fondo en su compleja personalidad – su paciencia, ingenio y elegancia – y comprender sus esenciales reflexiones sobre la teoría literaria.
En esta breve selección, Flaubert se muestra sincero con su “musa”. Observador, metódico, exigente, crítico y dolorosamente sensible escribe a su amiga como él concibe el estilo: un estilo que sería bello, que alguien creará algún día, dentro de diez años o dentro de diez siglos, y que sería rítmico como el verso, preciso como el lenguaje de las ciencias y con ondulaciones, zumbidos de violonchelo, penachos de fuego(…).
Estas declaraciones sonoras (de sentido musical) y solemnes (sentencias suaves) dan testimonio de los anhelos y las incesantes reflexiones sobre su oficio que alcanzó con éxito a fuerza de trabajo, soledad y perseverancia. Y añade, Siento por mi trabajo un amor frenético y pervertido, como el del asceta por el cilicio que le araña el vientre.
Ascensión Cuesta nos ofrece una espléndida y matizada traducción, además de sus notas aclaratorias al pie de página que sirven al lector para conocer numerosos detalles que sin sus comentarios pasarían desapercibidos.


LEER MÁS

lunes, 28 de abril de 2014

Presentación de 'El profesor chiflado y Mister Wert'

La Editorial Funambulista y la librería Tierra de Fuego (C/ Travesía de Conde Duque, 3) se complacen en invitarle el próximo viernes 9 de mayo a las 20 horas a la presentación de la novela:

El profesor chiflado y Mister Wert

de Tomás García Yebra

A cargo de:


Carlos Aganzo, director de El Norte de Castilla
Al término de la presentación se ofrecerá un surtido de embutidos naveros  (cortesía de Miguel Pascual) y una copa de vino de Ribera del Duero.

viernes, 25 de abril de 2014

Artículo de Francisco Umbral sobre Gabriel García Márquez (con referencia al editor Mario Lacruz)

-->
LOS PLACERES Y LOS DIAS

García Márquez vuelve a la actualidad porque está corrigiendo la novela que le hizo universal, porque cumple años aproximándose a sus «cien años de soledad» y porque le toca siempre en el mapa literario de esa actualidad que protagonizan sólo unos cuantos.
Eso de corregir y retocar el libro intocable es una manía genial de García Márquez, que se ha hecho famosa como la magdalena de Proust o los cuentos navideños de Dickens. Pero además de una manía viene a ser un recurso importante para la vigencia del libro y su carácter de clásico, que se renueva por mano del autor, cada cierto tiempo y quizá al aire de los tiempos, pues las nuevas generaciones acaban leyéndolo y quizá las renovaciones afectan más a lo político que a lo literario.
Los especialistas en este gran escritor podrían decirnos dónde queda, por ejemplo, el castrismo de García Márquez, que suponemos en pie dada la fe en la continuidad esencial del gran maestro. Cuando salió su segunda novela, El otoño del patriarca, la cosa no funcionó mucho bajo las abrumaciones de la primera. García Márquez se insolentó con sus editores, o sea Mario Lacruz, quien me contaba en Barcelona que el novelista atribuía el fracaso a la mala edición y a la pobreza de la portada, que se despegaba. Pero han pasado muchos años y ese libro sigue despegándose de la afición. Un escritor importante, como García Márquez, no puede admitir el fracaso o el error. Seguramente a Cervantes también se le despegaban las portadas en su imprenta de la calle Atocha de Madrid.
«No le toques ya más que así es la rosa», que dijo Juan Ramón Jiménez, a quien creemos que ha leído el novelista. Sin embargo él sigue tocando la rosa de su estilo, de su manera personalísima, de sus acumulaciones y de su talento. La clave de ese talento piensa uno que está en la magia de contar la infancia de acuerdo con la magia infantil. Generalmente, el novelista que recurre a escribir su infancia la trae al presente y es fiel a la memoria de la vida. El acierto de García Márquez está en contarlo todo sin infantilismo pero con recursos literarios de la época que está narrando. Quiere decirse que no desaprovecha al niño que cuenta sino que baña en esa magia primeriza todo el libro, empezando por el padre o abuelo (aquí va muy bien la confusión) que le llevó por primera vez a conocer el hielo.



martes, 22 de abril de 2014

'Los tiernos lamentos', de Yoko Ogawa. Melibro


cubierta-lamentos
Ruriko huye de Tokio y de su precaria situación matrimonial para refugiarse en una antigua casa familiar rodeada de bosque y silencio. Allí entablará una particular relación con Nitta, un expianista y fabricante de clavecines y la joven Kaoru, su ayudante y pupila.
La vida transcurre sin sobresaltos en un ambiente cargado de paz que permite a Ruriko llevar a cabo su labor profesional como calígrafa, al tiempo que aumenta la frecuencia de sus visitas a la casa donde trabajan y conviven Nitta y Kaoru.
La calígrafa comenzará a sentirse atraída por el artesano de los clavecines y tratará de imponerse a la especial relación que este mantiene con su alumna. Un vínculo que va más allá de lo carnal, un entendimiento mutuo cargado de sutilezas y matices que Ruriko podrá observar desde fuera, pero en el que no podrá entrar. Porque el lazo que une a ambos es tan delicado como la música de los clavecines, un sonido que es la esencia misma del pequeño universo que habitan, en el que solo ellos conocen los secretos que el otro esconde. ¿Por qué Nitta no es capaz de tocar delante de nadie que no sea Kaoru?
Las estaciones se suceden y Ruriko parece haber recuperado la calma en la vieja casa, pero los refugios son siempre lugares donde estamos de manera provisional y nuestra protagonista deberá abandonar el chalé y enfrentarse a los retos que le plantea su nueva vida en Tokio. En el bosque, seguirá escuchándose el bello sonido de los clavecines.
Con Los tiernos lamentos, volvemos a disfrutar de la prosa de Ogawa. La escritora japonesa que, como siempre recordamos, nos conquistó con La fórmula preferida del profesor (que ha sido recientemente traducida al catalán) vuelve a ofrecernos un universo íntimo y sutil, donde las palabras tienen tanto peso como los silencios. Un ejemplo más de la capacidad de la autora para recrear las atmósferas que generan las relaciones complejas y misteriosas entre los seres humanos.

LEER MÁS

"Un cuento de enfermera" en Pandora Magazine

Estamos a punto de comenzar la semana del Día del Libro o de Sant Jordi. Y no nos conformamos con un solo día. Queremos más, así pues, hemos alargado nuestras lecturas a toda la semana. En este artículo vamos a recomendaros siete libros de siete editoriales diferentes. Siete joyas literarias que hemos seleccionado cuidadosamente para daros ideas para vuestras próximas lecturas. Además podemos aprovechar para adquirir los libros que más nos gusten con descuentos especiales en las distintas librerías por ser estos días la celebración del día del libro. ¡No tenemos excusa!

EnfermeraNuestra primera recomendación es de la Editorial Funambulista, que en su colección de Grandes Clásicos ha editado recientemente Un cuento de enfermera, de Louisa May Alcott. Nos sorprende esta autora, a la que conocemos por Mujercitas, con un cuento de suspense. Si la moralizante Mujercitas no te llegó a entusiasmar, estamos seguros que en este nuevo registro encontrarás algo que te sorprenderá. La protagonista, enfermera como la propia Alcott lo fue, entra a trabajar en casa de los Carruth para cuidar de su hija, que padece una enfermedad mental. Pero se empieza a dar cuenta que dentro de esa familia hay secretos que no quieren que salgan a la luz. Es entonces cuando empieza a investigar por su cuenta, intentar averiguar lo que sucede allí, y qué esconde su vecino Steele en realidad. Un cuento que sorprende primeramente como decíamos por ser la autora de Mujercitas, algo totalmente diferente. La técnica es asombrosa, se podría decir que es como si se hubiera dedicado a escribir este tipo de libros siempre. El misterio que rodea a esta historia no termina hasta el final inesperado, haciéndonos dudar de todos y de todos. Un libro de prosa ingeniosa y de intriga cuasipolicial. Y todo ello enmarcado en una edición de las que nos gustan a los lectores, tapa dura, sobrecubierta rugosa y preciosa portada, y detalle de marcapáginas de tela. No se puede pedir más.

LEER MÁS

Entrevista a Alfredo Escardino en Levante-EMV sobre su novela 'Una erasmus en Bruselas'

«Una erasmus en Bruselas» (Funambulista) es su primera novela. Vuelca en ella sus conocimientos sobre la ciudad belga en la que ha pasado parte de su vida (antes de volver a Valencia) y sobre el microcosmos alrededor de la UE. Pero todo es ficción, avisa.
 
¿Qué hace todo un funcionario de la UE y profesor metido a novelista?
Bueno, saqué una oposición y estuve 8 años en la UE, también he estado muchos años de profesor y, de hecho, sigo, pero no veo la incompatibilidad. Lo de inventar una historia y escribirla me rondaba desde hace tiempo, empecé a plasmarla en mis últimos años en la UE, hasta que identifiqué a la protagonista, una estudiante erasmus en los años 80. Todo es ficticio, lo único real es el marco, Bruselas.

Si no le gusta la entrevista, espero que no llame al duque de Alba...
No haga caso de todo. Algunas de las historias que cuento sobre la animadversión de los belgas a los españoles están exageradas. Lo de amenazar con llamar al duque de Alba si los niños no se comen la sopa tiene más de mito que de otra cosa.
La novela tiene algo de las películas turísticas de Woody Allen, por el protagonismo de Bruselas, ¿no?
No lo había pensado, pero quizá sí. Bruselas es coprotagonista de la novela, una ciudad a la que tengo mucho cariño. Bruselas sale todos los días en los telediarios, pero es una gran desconocida.

La fama que tiene es de ciudad fría y aburrida?
Aburrida no lo es nada, se lo aseguro. Lo que es difícil de llevar para alguien que llega de una ciudad tan luminosa como Valencia es el clima y la falta de luz. Pero toda esa población de 25 a 35 años de distintos países crea un microcosmos peculiar que no se olvida nunca.
Realiza un homenaje europeísta cuando más cuestionada esta la UE. ¿Le financia la Comisión?
¡No! [Ríe] Lo que pasa es que creo en el proceso de integración europea. Es la mejor opción que España pudo tomar en su día. No contemplo otra alternativa para el continente que este proceso pacífico de integración, independientemente de la crisis actual y de la percepción de que parte es por la política de austeridad de la UE.

En serio, ¿Europa es el futuro o fue una bonita aventura de cuando había dinero?
Me gustaría pensar que es un proyecto de futuro. Me da miedo mirar al pasado y ver lo que pasaba antes de la existencia de la UE: los siglos de guerra civil en Europa han sido constantes. El periodo de paz más largo es el conseguido a través de esta integración pacífica. No lo veo como una bella historia pasada. De la crisis saldremos reforzados. Se están dando pasos hacia la unión monetaria para evitar otras crisis financiera, solo que al ser 28 países todo se hace lentamente, pero el proceso no ha dejado de avanzar. Y menos mal, porque lo que se ve fuera no es ejemplarizante.

¿El invento de los erasmus ha sido el mayor hallazgo por la unión de Europa?
No sé si el mayor, pero ha contribuido mucho a transmitir el proyecto europeo. El programa Erasmus, al que se le acaba de dotar marco financiero hasta 2020, con lo que está asegurado, ha sido un acierto, porque ha transmitido la idea de Europa como otras iniciativas de más coste no han sabido. El éxito se debe más a permitir que universidades de distintos países se reconozcan los créditos.

LEER MÁS

lunes, 14 de abril de 2014

Conversación con las Catedrales en el Placer de la Lectura

Captura de pantalla 2014-04-13 a la(s) 22.44.05
Breve pero jugoso libro misceláneo en torno a dos poderosas figuras de la literatura hispanoamericana, (Borges y Vargas Llosa) se estructura en forma de textos, entrevistas, comentarios, recuerdos y anécdotas, principalmente en torno a la literatura, pero también con digresiones hacia la política, o hacia otras visiones del mundo.  De interés, sobre todo, para aquellos que ya conocen y disfrutan la obra de ambos escritores y en general, tienen una idea de la literatura uruguaya, argentina y peruana. En el libro hay también, una colaboración de Fernando Iwasaki sobre Vargas Llosa, y un cuento del propio Ruben Loza, “El hombre que robó a Borges”, incluido a modo de epílogo, y seguido por las cronologías de los dos escritores.
El autor conoció a Borges en 1978, y le vio después en varias ocasiones, teniendo el placer de conversar con el gran maestro, tanto en su terreno (Buenos Aires) como en el del autor, (Montevideo, tan querido por Borges). A Vargas Llosa le conoció el autor en 1982 y a partir de ahí le ha seguido viendo en muchas ocasiones y comparte con él una gran amistad. Comienza el libro con las entrevistas a Vargas, charlando sobre literatura, la propia y la ajena, sobre la idea de escritura, por qué y para qué. De la literatura pasa al periodismo, actividad que ambos comparten,  y del periodismo pasa a la acción política. En todo ello se explaya Vargas a las ajustadas preguntas de Loza. Y cómo no, hablan del Premio Nobel, de lo que ha podido cambiarle la vida tras conseguirlo, en 2010, de su discurso, momento en el que interviene el también escritor y periodista peruano (afincado en España) Fernando Iwasaki contando un poco la sesión donde le fue entregado el premio.
La segunda parte del libro la ocupa la inmensa presencia de Borges. Loza accede al gran escritor porteño cuando este tiene 80 años, ciego desde los 55, ya reconocido mundialmente y eterno nominado al Nobel pero sin acceder nunca a él. Con Borges habla el autor de literatura, ¡cómo no! Pero Borges parece preferir hablar de la obra de otros y no de su propia obra, la cual cita con mucha retranca y humor porteño. También hablan de Uruguay, por ser una tierra muy querida ( la orilla oriental, la llama, entre otras denominaciones cariñosas), de su eterna e infructuosa candidatura al Nobel, de su participación en el Premio Cervantes y de los otros escritores que destacan ya en esa época, como Octavio Paz, Onetti y García Márquez.

martes, 8 de abril de 2014

Presentación de 'Una erasmus en Bruselas', hoy en Valencia


Alfredo Escardino publica su primera novela, ‘Una Erasmus en Bruselas’ (Revista El Péndulo)

Bajo el sello de la editorial Funambulista, el valenciano Alfredo Escardino acaba de publicar su primera novela, ‘Una Erasmus en Bruselas’
escardino Alfredo Escardino publica su primera novela, ‘Una Erasmus en Bruselas’Funambulistas, una editorial con vocación de dedicar especial atención a la Literatura internacional y que se propone reeditar obras de autores clásicos del SXX; junto a esto también pretende dar cabida a autores nuevos en castellano pero con vocación de ser leídos a ambos lados del Atlántico y obras escritas originalmente en las otras lenguas de España.
Entre sus primeros libros editados, podemos encontrar obras de Emile Zolá, Mark Twain o Luigi Pirandello…, y ésta, de Alfredo Escardino, escritor valenciano que ilustra la aventura de algunos estudiantes universitarios que tienen la oportunidad de continuar, por un breve periodo de tiempo, sus estudios en el extranjero. Son esos que disfrutan de la beca Erasmus que, aunque exigua en su dotación económica, abre un universo de posibilidades y conocimientos a quienes la obtienen.Libro Alfredo Escardino publica su primera novela, ‘Una Erasmus en Bruselas’
Este libro, a caballo entre dos mundos, como la literatura que esta editorial impulsa, desvela la emoción de descubrir una nueva cultura, una nueva forma de vivir y, además, los sorprendentes lazos que nos unen al pasado remoto y a los ya no tan remotos lugares de más allá de los Pirineos.

miércoles, 2 de abril de 2014

'Un cuento de enfermera', de Louisa May Alcott, en Análisis Digital.



Un cuento de enfermera, de Louisa May AlcottA muchos de nuestros lectores les sonará la autora de esta novela corta, o cuento largo, como prefieran, aunque en el título consta el deseo expreso de la autora, por la lectura o visionado de la película Mujercitas, que además incluye, Aquellas mujercitas, Hombrecitos y Los muchachos de Jo.
Lo primero que llama la atención al leer nuestro libro de hoy Un cuento de enfermera, de Louisa May Alcott –Editorial Funambulista / Grandes Clásicos- que aunque no presenta el habitual postfacio de la colección, sí que viene bien explicada en la solapa y en la contracubierta, es que la imagen que nos hubiéramos formado después de ver alguna de las películas de su gran novela se desvanece inmediatamente en cuanto avanzamos tres o cuatro páginas.
Quizá por el argumento, que nos presenta a una chica enferma mental cuidada por su enfermera lleve a un tono diferente al de su obra cumbre. En todo caso, encontraremos páginas llenas de profesionalidad –la propia autora trabajó como enfermera- de vocación y, en definitiva, una auténtica lección de cómo se debe tratar a una persona que sufre, y mucho, por su condición de enferma, sea esta enfermedad mental o de cualquier otra índole.
Lección primera, al enfermo –especialmente al mental- le apetece bien poco que le estén preguntando constantemente por su salud y agradece –lección segunda-, como ocurre en el cuento, que se le trate con normalidad, se le haga compañía y se le de cariño.
Aquí, además de a enfermos de toda índole incluyo por mi cuenta a las personas mayores, en el caso de nuestra recomendación de hoy, la madre de la enferma, tan torturada como ella, no tanto por la enfermedad de la hija, que también, sino por los dimes y diretes, los mangoneos y demás de quienes aprovechan la vulnerabilidad y la desgracia de cualquiera, en nuestros tiempos, se añade a la enfermedad el momento económico, para dominar y abusar de quien más ayuda necesita.
Una lectura muy recomendable para todos. Los unos, por ver que a quienes tanto desprecian son personas de carne y hueso, con sentimientos, corazón y cerebro; los otros, para que vean lo mismo, y que pese a la enfermedad, la pobreza o la edad, tienen todo el derecho del mundo a ser tratados como lo que son, personas. Sin duda, merece la pena recuperar clásicos olvidados, inédito este cuento en castellano hasta hoy, para disfrutar de grandes lecturas de todos los tiempos.

LEER MÁS

martes, 1 de abril de 2014

Mario Lacruz

En una entrevista en El Ojo Crítico, un programa de RNE, Constantino Bértolo, de la editorial Caballo de Troya, define a Mario Lacruz como el mejor editor de España y habla de la gran novela "El ayudante del verdugo", incluida en el libro "Trilogía de la culpa" y publicada por Editorial Funambulista en 2009